fbpx

febrero 19

0 comments

Seducción y las relaciones de pareja

​La seducción la solemos relacionar con algo engañoso, con malas intenciones, algo mal visto, primando lo sexual y erótico por encima de todo.

​Sin embargo la seducción como fenómeno de comportamiento humano no necesariamente tiene que ver con lo erótico o sexual ni tampoco necesariamente con las relaciones de pareja o flirteo.

​Si estás en una entrevista de trabajo procurarás causar buena impresión en la persona que te entrevista.

​Para ello vas a cuidar tu aspecto, tu manera de hablar, lo que pones en tu curriculum vitae, etc.

​Que te salga bien o no esta maniobra el tiempo lo dirá, no obstante intentarás hacerlo.

​Si hablamos de buscar pareja, el intento de seducir en primeras citas es manifiesto. Sobre todo si la persona te gusta.

​Vamos a ver con más detalles eso de la seducción.

​La #seducción en las #relacionesDePareja: todo lo que querías saber. #lenguajesDelAmor

Click to Tweet

​Quiero seducirte - mi aspecto

​La mayoría cree que la seducción empieza con el aspecto físico.

​No les falta la razón, tampoco les sobra.

"​Moda y perfumes son dos pilares en pos de la seducción."

​Es innegable que la seducción, tal como la solemos entender, está ligada al aspecto físico.

​Digamos que sería importante cuidar el aspecto físico lo mínimo necesario.

​Creo que a pocos les puede seducir una persona vestida con ropa sucia, de aspecto descuidado.

​Aunque, y eso también es una realidad, para los gustos hay colores: a veces los desastres humanos también resultan seductores para ciertas personas.

​Tampoco es cuestión de exagerar la importancia del aspecto físico.

​“La belleza es una carta de recomendación que nos gana de antemano los corazones.”

​Como dicen en mi tierra, a uno le reciben en función de cómo se viste, y se despiden de él en función de la inteligencia que tiene.

​No obstante podemos decir que el buen aspecto físico ejerce mayor seducción que un aspecto descuidado.

​Es el primer elemento a tener en cuenta. El siguiente es...

​Quiero seducirte - mi comportamiento

​Después del aspecto físico va el comportamiento del “muñeco” vestido.

​Da igual el vestido, lo cuidado que es y cuánto gusto de su portador puede mostrar, si el que lo lleva puesto se comporta de una manera poco atractiva.

​“Por muy poderosa que se vea el arma de la belleza, desgraciada la mujer que sólo a este recurso debe el triunfo alcanzado sobre un hombre.”

​De todas formas, aún cuando la manera de vestirse es de lo más ordinario, el comportamiento es el que crea la mayor atracción.

​Lo que más nos atrae es la manera de ser de uno mismo, no tanto la ropa que usa para decorar su cuerpo.

​Y este es el segundo elemento importante a tener en cuenta.

​Y además existe otra que permanece oculto, no salta a la vista pero este otro elemento es el que gobierna a los primeros dos que cité: el aspecto y comportamiento.

​“Lo primero que hace una mujer cuando quiere que un hombre la alcance es echar a correr.”

​“Cuando una mujer te plancha la solapa con la mano ya estás perdido.”

​Vamos a ver qué elemento es este.

​Quiero seducirte - mis carencias y necesidades afectivas

​Lo anterior encaja bastante bien con lo que podemos observar a nuestro alrededor y en nosotros mismos también.

​Todos, de cuando en cuando, nos vemos tentados de seducir a alguna persona.

​La seducción no es necesariamente tiene por meta ligar.

​Pero está claro que sí la seducción es un acto casi premeditado, detrás está alguna meta.

​Hay algo que le da sentido a nuestro aspecto y comportamiento.

​Podemos decir que casi siempre uno se lanza a la seducción fustigado por sus carencias y necesidades afectivas no satisfechas.

​Esa cara es la que permanece oculta, sobre todo cuando se trata de la seducción para encontrar pareja.

​Nos parece lógico y normal querer encontrar a una persona para que sea nuestra pareja y perdemos de vista lo que puede estar detrás de esta "cacería".

​Y aquí surge lo que podríamos llamar

​Quiero seducirte - plan táctico

​Plan táctico nace cuando esas carencias y necesidades afectivas no satisfechas nos empujan a resolver el tema justo con esa persona que en este momento nos parece la adecuada.

¿Adecuada para qué?

​Para satisfacer nuestras carencias y necesidades afectivas aquí y ahora.

​Si será adecuada o no para ser nuestra pareja el tiempo lo dirá. En el momento de lanzarnos a la cacería no estamos pensando en ello.

​Es táctico porque permite crear algo de orden en nuestra existencia.

  • ​Táctica ​
  • ​estrategia

Táctico viene de la palabra griega taxis que significa el orden.

No es algo que tienen en monopolio los militares.

Cualquier acción que crea algo de orden es la famosa táctica.

Por eso intentar reducir el caos interno tratando de encontrar pareja para satisfacer las necesidades y carencias afectivas es algo táctico.

​Pues eso, ese plan táctico, - seducir a la persona que me parece interesante/atractiva/beneficiosa,- crea algo de orden en mi vida y en mis sentimientos también.

​Esas mismas acciones durante una tiempo le dan sentido a mi vida.

​Mientras duran los intentos de seducción todo mi ser está enfocado en conseguir la meta propuesta: seducir a esa persona.

​¿Qué pasa después?

​Nada interesante. Se descubren los claroscuros de la persona seducida y si la meta está conseguida y surge la relación, habrá que hacer algo con esa relación (casi nunca existe la claridad de qué hacer con esta relación).

​Seducción - cuando la meta conseguida no trae la felicidad

​Imagínate que de una manera no muy consciente te lanzas a seducir a la persona que te gusta y consigues tu meta:

  • esta persona se fija en ti

  • le gustas

  • surge la relación de pareja

​Seducción inconsciente es fruto de las carencias y necesidades afectivas que mencioné antes.

​Algo necesito y no lo tengo y esa persona a la que seduje me parece que me da lo que yo buscaba.

​Eso es un grave error: elegir a una persona por el simple hecho de que (ahora mismo, luego se verá) me cubre mis necesidades afectivas es poner una bomba de relojería que va a reventar la relación de pareja.

​Para elegir bien a tu pareja primero es necesario trabajar seriamente nuestra propia madurez y autonomía sentimental.

​La relación de pareja primero empieza con la relación con uno mismo.

​Cómo elegir bien a tu pareja

​En este Mini Curso GRATUITO aprenderás los criterios que te permitirán elegir a la persona adecuada y evitar experiencias desagradables si te equivocas de persona, evitar relaciones tóxicas

​Precisamente por eso tenlo bien presente: si te pillas a ti mismo tratando de seducir a alguien

  • frena, detente
  • descubre qué es lo que quieres y pretendes conseguir
  • qué carencias y necesidades afectivas ​intentas satisfacer
  • crea un plan de trabajo para evitar cometer este error

Apúntate a la sesión de coaching de 30 minutos 100% GRATUITA

​Podrás exponer tu situación personal, tus dificultades y problemas y te llevarás un plan personalizado para dar pasos y tomar medidas necesarias para mejorar tu situación sentimental

​Ahora vamos a ver qué ocurre cuando nos seducen a nosotros.

​Me estás seduciendo

​Vamos a ver el proceso de la seducción a la inversa. Ahora me seducen a mi.

​Si soy una persona autosuficiente, si tengo desarrollada la capacidad de amarme a mi mismo o al menos trabajo en esta dirección, es poco probable que me seduzcan a mi.

Amarse a sí mismo

​Descubre en este post los elementos que componen el amor a sí mismo

​Ahora bien, si mis carencias y necesidades afectivas están hambrientas, si no me amo ni entiendo cómo hacerlo y, además, la persona que intenta seducirme da en el clavo de mis necesidades y carencias, casi seguro acabaré seducido por esa persona.

​Cabe señalar que si alguien intenta seducirme, con total seguridad, antes se quedó seducid@ por mi.

​Por qué esto ocurre lo veremos un poco más adelante.

​Si me seduce alguien es por lo siguiente:

  • habla los lenguajes del amor que yo necesito oir/recibir

  • ejerce un efecto paliativo inmediato en mis carencias y necesidades afectivas

  • me fascina cómo se manifiesta como persona: veo en ella mi sombra dorada

Qué es la sombra

​La sombra es todo aquello que rechazamos, no aceptamos dentro de nosotros mismos, dentro de nuestra personalidad.

Sí o sí nuestra sombra va salir en​ cualqier tipo de relaciones y sobre todo en las relaciones de pareja.

Si no somos conscientes de su existencia, en algún momento de nuestra relación nos veremos con ella cara a cara y acabaremos arrollados por el impulso de manifestación negativa.

Por es tan importante trabajar nuestra sombra para que no influya en nuestro comportamiento y no dinamite nuestras relaciones.

Existe una versión light, pero no menos limitante, de la sombra que es la sombra dorada.

La sombra dorada

​La sombra dorada se manifiesta cuando reconocemos nuestra propia valía en otras personas, decimos: ojalá pudiera ser tan bueno en (cualquier cualidad o capacidad) como fulano de tal...

En realidad estamos hablando de nuestra propia capacidad que no rconocemos.

Esta manifestación de la sombra es menos dañína pero igual de limitante que la su manifestación negativa.

​Si uno o varios de estos aspectos se ven cubiertos, la seducción prosperará con mucha probabilidad.

​¿Puedo resistirme a esta seducción?

​Sí.

​¿Podré evitar quedarme seducido?

​Depende. Yo diría, que será bastante difícil. Tendré que darme cuenta de que me están seduciendo. Tendré que tomar una decisión de si dejarme llevar por ello u oponerme.

​Si la seducción es sutil y acertada (da en los puntos mencionados), sin darme cuenta acabaré encantado por esa persona.

​“El arte de la seducción siempre consiste en dar con los puntos débiles de los seres humanos.”

​Nos quedamos encantados y eso es magia. Magia en el sentido literal de la palabra, no es un decir.

Encantar - el significado genuino

Encantar viene del latín incantare, que viene del frecuentativo canere que significa cantar.

Incantare significa recitar o cantar fórmula mágica o hechizo contra uno y para uno  (in-), y de ahí pasa a ser sinónimo de hechizar.

Por eso cuando decimos que algo nos encanta de verdad, es que estamos hablando del resultado de un hechizo. Es decir estamos hablando de la magia en el sentido literal de la palabra.

No importa si crees o no en la magia, si eres el creyente de la neorreligión que tu llamas ciencia cuando en realidad no entiendes nada de la ciencia y tan sólo tiene una fe en ella, la magia a estos niveles simples funciona y más aún en asuntos amorosos.

Acuérdate que cuando una persona te encanta estás bajo el efecto de un hechizo, voluntario o no, que no tiene mucha vida: los hechizos pasan y se esfuman.

​Si el intento de seducir es tosco y poco acertado no me costará nada mantenerme fuera de este intento de atraparme.

​Si alguien me está seduciendo y lo consigue, tendré que tener bien claro que me está utilizando para conseguir sus metas que yo desconozco.

​En este caso, dejarte llevar por la seducción sin más es algo muy poco recomendable: es mejor que seas el dueño de tus decisiones y no el objeto de manipulación para que otra persona consiga sus metas sin preguntarte si estás de acuerdo en compartirlas o no.

​Seductores natos

​Dicho lo de antes, es necesario aclarar que todos somos seductores natos.

​Incluso aquellas personas que creen que no lo son, pensando que no son interesantes o atractivas.

​Todos somos atractivos para alguien. La cuestión es que no siempre nos encontramos con este alguien en el momento y lugar adecuados.

​Por el simple hecho de ser nosotros mismos, tal como somos, resultamos ser seductores para ese alguien, conocido o no.

​Ahora bien, ese alguien que es seducido por mi sin querer ¿me seduce a mi? No necesariamente.

​Han de coincidir estos dos movimientos: seduzco y me seducen.

​Para que esto sea más frecuente y más fácil hemos de ser atractivos para otras personas.

​En otras palabras hay que aumentar nuestro precio en el mercado de parejas potenciales.

​Seducción - mi precio en el mercado afectivo

​Mercado afectivo… menudo nombre, dirán algunos… no somos vacas para vendernos en ningún mercado…

​No tengas prisa, amig@, ahora lo entenderás mejor.

​¿Qué tipo de persona es potencialmente atractiva?

​Podríamos decir que siendo

  • seguro de sí mismo

  • amándote a ti mismo

  • cuidando tu aspecto (vestuario y tu condición física) 

  • mostrándote cordial

  • capaz de escuchar

  • una persona responsable de sus actos y de su vida

  • colaborativ@

  • etc. etc. etc.

​aumentas muchísimo tu precio en el mercado afectivo (de parejas).

El precio es aprecio

El precio es el aprecio que tú tienes a ciertas personas, objetos o situaciones.

Compras zapatillas de marca pagando precio que no es barato a sabiendas de que estas zapatillas, al final, acabarán en la basura.

Si el mismo precio te piden por unas clases de yoga es posible que digas que es algo muy caro.

Y estas clases te pueden aportar conocimientos y crear o reforzar habilidades mucho más valiosas que las zapatillas que acabarán en la basura.

Con las personas en relaciones de pareja pasa algo parecido: apreciamos o des-preciamos a nuestra pareja por algo muy concreto.

Ten en cuenta este aspecto de tu relación con el mundo material, el aprecio a las personas, cosas y situaciones por que este aspecto va a influir en tu relación de pareja.

Tu valor personal como pareja

En este post descubrirás más detalles sobre este tema tan importante como tu precio en el mercado de parejas

​Tu precio en el mercado de parejas empieza por la envoltura que otras personas ven.

​Un poco más tarde, en algunos casos paralelamente, empezarán a darse cuenta de aquello que está cubierto por la envoltura que ven sus ojos.

​Estos dos aspectos, la envoltura y lo que se esconde detrás de ella, al final van a configurar tu precio definitivo como pareja.

​Todo esto es muy sutil. En esto de la seducción intervienen demasiados aspectos que pueden combinarse de la manera más caprichosa y extraña.

​No obstante, por regla general, nos gustan personas resueltas, seguras, de aspecto cuidado, etc.

Luis Tejedor y seducción en lenguajesdelamor.com

​Luis Tejedor

​“Para mí, ser un seductor no quiere decir ser alguien o como alguien en concreto, sino ser uno mismo optimizando los recursos propios de cada uno.”

​No hay que caer en el error de pensar que un hombre con una figura atlética y una mujer con aspecto de modelo van a tener mayor precio únicamente por tener este aspecto.

​Pueden ser atractivos, reclamar atención.

​No obstante, tiene muchísima importancia lo que se esconde detrás de la fachada: un hombre con aspecto de superman pero caprichoso, infantil, emocionalmente inmaduro es una pena de persona y muy mala adquisición.

​Otro con un aspecto más bien normalito pero responsable, atento, emocionalmente maduro, seguro de sí es infinitamente más atractivo y mucho mejor como candidato a pareja.

​Lo mismo para las mujeres. En ambos casos no es buena idea elegir un maniquí por pareja.

​Claro que para los gustos hay colores. Habrá quien se vea seducido por una persona atractiva de aspecto pero muy insegura en su comportamiento.

​Los que tienden a asumir el rol de padre/madre en su relación de pareja, tenderán a buscar (y se verán seducidos por) personas que inconscientemente buscan protección, asumen el rol de hij@.

​Para mi no es la mejor opción cuando un miembro de pareja es protector y otro protegido. Soy partidario de relaciones igualitarias.

​¿Y para tí? ¿Qué tipo de persona preferirías por pareja: dependiente o independiente? y ¿por qué? Deja tus ideas y reflexiones en comentarios.

​Descubriendo / explorando mi manera de seducir

​Te propongo un ejercicio para hacer consciente tus tendencias a seducir.

​Esta pequeña práctica te ayudará a ser consciente de cómo tiendes a manifestarte cuando intentas seducir a alguien.

​Ejercicio para entender o descubrir
tu manera de seducir

Reflexiona sobre cómo tratas de seducir. 


Colócate frente a un espejo. 


Imagínate que estás frente a alguien que, por las razones que sea, te interesa. 


Fíjate cómo miras, como escuchas, como respiras, como colocas el cuerpo…. 


Puedes hacer sonidos simulando que hablas pero sin hablar. Escucha el tono de tu voz, la cadencia, la intensidad, cuando hablas, o cuando escuchas… 


Puedes imaginarte frente a distintas personas de tu vida del presente, o del pasado, o incluso imaginarte personas desconocidas. 


Explora qué sientes, cómo sientes cada gesto que habitualmente haces. Incluso puedes explorar otros nuevos, aquellos que no sueles hacer.


​Haz estas manifestaciones conscientes. Intenta en todo momento ser tu mism@.


​Acuérdate de aportar consciencia al momento cuando te veas tentad@ seducir a alguna persona.

Para poder hacer bien esta práctica necesitaremos aceptarnos lo cual nos ayudará a ser más sinceros y genuinos.

Todos en algún momento recurrimos a la seducción. Si alguna persona nos gusta, nos atrae, es posible que intentemos gustarle, intentemos seducirla.

​En este caso no necesariamente la seducción transcurre en el plano erótico o sexual.

​Cuando seas consciente de cómo tiendes a seducir, trata de ser consciente de aquello que está detrás de este comportamiento.

​Intenta ver qué carencias y necesidades te empujan a este comportamiento, qué pretendes conseguir con eso.

​Conclusión

​Voy a resumir brevemente lo que hemos visto sobre la seducción en este post.

​Cuando alguien te seduce

  • manipula su aspecto para ser más atractivo
  • actúa de alguna manera especial: gestos, posiciones corporales, tono de voz, ciertas palabras o frases
  • detrás de estas actitudes están sus carencias y necesidades afectivas no satisfechas
  • todo esto en conjunto se convertirá en su plan táctico: creará orden (temporal) en ​su existencia, hasta le podrá dar sentido
  • la finalidad de este plan táctico es manipularte a ti para conseguir sus fines personales que pueden no coincidir con tus necesidades e intereses

​Ser capaz de seducir a la persona elegida no proporciona ni felicidad ni bienestar a ninguno de los dos.

​Cuando seduces tu

  • pasa exactamente lo mismo que en el punto anterior

  • puedo estar seguro que eres movid@ por tus carencias y necesidades afectivas no satisfechas

​Todos somos unos seductores natos

  • seducimos por el simple hecho de ser nosotros mismos

  • a veces seducimos, sin querer, a personas que ni nos gustan ni queremos tener nada con ellos, a veces son unos absolutos desconocidos

  • esto no significa que podemos seducir a cualquier persona, no es así

​Tu precio en el mercado afectivo

  • sabiendo esto puedes aumentar tu precio en el mercado afectivo

    • ganar en seguridad personal (la famosa autoestima)

    • amarte más

    • ser más independiente

    • desarrollar tu capacidad de escucha

    • conocer tus lenguajes de amor

    • saber cómo elegir bien a tu futura pareja

    • saber cómo construir las relaciones de pareja

​Descubre tu manera de seducir

​Haz el ejercicio para entender mejor tu manera de seducir. Esto te ayudará a ser más consciente de las tendencias que existen dentro de tu personalidad.

​Lo mejor es ser uno mismo, sin más. Ser uno mismo sin dejar de trabajar tus debilidades, ser consciente de tus fortalezas, conocerte mejor, ir ganando en madurez sentimental.

​Si alguna persona te interesa, muestra tu interés de manera sincera. Acuérdate de los criterios de la buena elección de tu pareja.

​Si tu meta es tener pareja

  • aprende cómo elegir bien a tu pareja

  • aprende cómo construir las relaciones de pareja

​Para ello no te recomiendo leer todo lo que encuentras sobre estos temas: libros o artículos que simplemente te cuentan cierta versión del tema.

​Una lectura sin base sólida, sin criterios básicos claros lleva a la ilusión de “saber” lo suficiente sobre el tema.

​Nada más lejos de la verdad.

​La única manera de moverse satisfactoriamente en esta dirección es aprendiendo lo que necesitas en un curso y trabajando lo que vayas aprendiendo, poniéndolo en práctica.

​En otras palabras, no intentes ser autodidacta, busca ayuda cualificada y un entrenamiento específico.

Descubre cómo evitar juntarte con personas equivocadas como pareja

Mini curso elegir bien a tu pareja en lenguajesdelamor.com

En este Mini Curso GRATUITO descubrirás claves para elegir a la persona adecuada por pareja.

De esta manera evitarás juntarte con personas tóxicas, dependientes, que más que sumar restan siendo un lastre en la relación.

En los comentarios de abajo comparte tus experiencias, opiniones e ideas, pregunta y plantea temas.

Suscríbete a nuestra newsletter para estar al tanto de las novedades de los Lenguajes del Amor.

NO PIERDAS LAS NOVEDADES DE LOS LENGUAJES DEL AMOR

Te iremos enviando información útil y práctica sobre los lenguajes del amor, relaciones de pareja en general y temas afines.

0 0 vote
Article Rating

Tags

amarse a sí mismo, lenguajes del amor, relaciones de pareja, relaciones sentimentales, seducción


You may also like

Del maltrato al buentrato en las relaciones de pareja

5 medidas para evitar la incomunicación en la pareja

Tu valor personal como pareja

8 medidas para superar la cuarentena sin dañar las relaciones de pareja

Aceptarme para aceptar a mi pareja

¿Cuál es tu visión del amor en las relaciones de pareja?

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

​Descubre cómo elegir bien a tu pareja con este Mini Curso GRATUITO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
>
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x