Ecología emocional en las relaciones de pareja – Guía definitiva - Lenguajes del Amor

Ecología emocional en las relaciones de pareja – Guía definitiva

By Vic Chertkov | Habilidades/instrumentos

Jul 31
Ecología emocional en las relaciones de pareja en lenguajesdelamor.com

Ecología emocional en las relaciones de pareja es algo que debería estar presente en cada relación.  Cada pareja vive muchas emociones y sentimientos en su vida amorosa. Es algo obvio.

Si te detienes unos instantes y haces una pequeña revisión de tus emociones y sentimientos que surgen en tu relación, verás que no son pocas y algunas no son muy agradables.

Por eso debería ser obvia la necesidad de gestionar bien, de una manera constructiva, estas manifestaciones sentimentales.

Creo que es importante indicar que, a diferencia de lo que solemos pensar, no elegimos nuestras emociones, más bien nos toca vivirlas cuando surgen.

Es curioso pero a pesar este carácter obvio de que es necesario cuidar lo que transmitimos a nuestra pareja, muchas veces no damos ningún paso en esta dirección: soltamos lo primero que se nos escapa, lo lamentamos un poco más tarde, nos calmamos y parece que no pasa nada.

Cuando todo va bien, no existe problema alguno. Los problemas en las relaciones empiezan a surgir cuando no sabemos cómo construirlas y nuestras emociones empiezan a atropellarnos, nos arrastran.

Mercè Conangla y Jaume Soler, psicólogos del Institut D'Ecología Emocional de Barcelona que han escrito un estupendo libro “Ecología emocional para el nuevo milenio”, introdujeron el término de “ecología emocional” que definen cómo

Ecología Emocional

Es el arte de gestionar nuestros afectos canalizando creativa y amorosamente su energía para construir una vida más armónica y sostenible.

​M. Mercè Conangla y Jaume Soler "Ecología emocional para el nuevo milenio"

​El libro contiene la propuesta actualizada de la "Ecología emocional" y su aplicación al día a día. Sin duda alguna es un libro que contiene mucho material de valor para aquellos que están interesados en aumentar la conciencia ecológica y aprender a aplicar los principios de sostenibilidad emocional a la vida cotidiana.

Es un arte, sin duda, un gran arte. Además, creo que es un arte de obligado dominio. En la vida de muchísimas parejas, lamentablemente, vemos algo diferente.

A raíz de ello estos autores proponen los “7 principios para la gestión ecológica de las relaciones de pareja” que me parecen muy interesantes y útiles para exponerlos aquí.

Los autores defienden, y en esto coincido con ellos, que si todo el mundo aplica estos principios, tendremos menos conflictos y sacaremos lo mejor de nosotros mismos.

Vamos a ver estos principios con más detalles y luego veremos los pros y los contras de esta propuesta que es sin duda alguna interesante.

Después, descubrirás otra opción que me parece más sencilla para comprender e integrar a las relaciones de pareja.

 ​Jorge Bucay

"​No somos responsables de las emociones. Pero sí de lo que hacemos con ellas."

​Descubre las #claves de la #ecologíaEmocional en esta Guía Definitiva. #lenguajesDelAmor #relacionesdePareja #emociones #sentimientos

Click to Tweet

​Ecología emocional en las relaciones de pareja - para crear relaciones sanas, amorosas y sostenibles

El concepto de la ecología emocional es muy interesante porque nos ayuda a enmarcar aquello que está pasando dentro de las relaciones de pareja y por eso comprenderlo y verlo mejor.

Las relaciones de pareja es un término demasiado grande y muy genérico que nos permite entender de qué es lo que estamos hablando y al mismo tiempo oculta una gran cantidad de detalles.

Por eso si introducimos el concepto de la ecología emocional, podemos aportar esos detalles que nos hacen falta y además enfocar el tema desde una perspectiva bastante más concreta y también comprensible.

​Solución #1: 7 principios para la gestión ecológica de las relaciones

Hasta donde yo entiendo, estos principios son válidos para la gestión de cualquier tipo de relaciones.

No obstante, como nos interesan más las relaciones de pareja, trataremos de verlos desde este ángulo de vista.

Voy a exponer estos principios tal como los entendí, reservando el derecho a equivocarme. Aportaré algún que otro comentario personal, sin pretender sentar cátedra ni decir “verdades” absolutas.

Vamos allá.

​1.- Principio de autonomía personal

Lema: Ayúdate a ti mismo y los demás te ayudarán.

Hemos de ayudarnos a nosotros mismos en primer lugar. Dicen los autores de esta propuesta que “la autonomía no es ni individualismo ni autosuficiencia. Es el camino del medio”.

No puedo estar de acuerdo con esta definición de la autonomía, pero la idea está más o menos clara: conociéndonos a nosotros mismos y a nuestras necesidades podemos construir la autonomía necesaria.

Esta autonomía tiene tres niveles:

  • funcional
  • cognitivo
  • emocional

Si elegimos como nuestra pareja a una persona que no goza de esta autonomía, como resultado tendremos cansancio relacional.

Sin embargo si ambos miembros de la pareja gozan de esta autonomía, es posible un crecimiento mutuo, desarrollo como personas.

También la autonomía personal puede tener un precio: no todo el mundo está dispuesto a tolerar a su lado a una persona independiente, que sigue su propio camino y no condiciona sus proyectos vitales a las exigencias unilaterales de la otra parte.

También una persona autónoma es más seductora por transmitir “confianza, coherencia y proactividad”.

​2.- Principio de la prevención de las depenendencias

Lema: No hagas por los demás aquello que son capaces de hacer por sí mismos.

Este principio se abre con la cita de Bhagavad Gita, una de las obras épicas de la India antigua que dice lo siguiente:

“​La libertad sólo llega después de la lucha por conquistarla.

Cuando privamos a alguien de su lucha, también le privamos de su libertad.

Es mejor cumplir con nuestro deber que con el deber del otro, por muy bien que lo podamos hacer.”

Queremos salvar a otros, queremos ayudar sin que nos lo pidan, queremos dirigir cuando no es necesario, queremos controlar aun cuando es perjudicial…

Dicho sea de paso, que personalmente padecía de esta enfermedad: quería salvar el mundo, cambiar el mundo… Menos mal que el mundo ni se enteró de mi malestar. Ahora sólo quiero ayudar a aquellos que, de verdad, están muy interesados en mi ayuda.

Si nos intrometemos en exceso en los territorios ajenos con nuestra ayuda o salvación no solicitados, promovemos las dependencias.

El que ayuda se coloca psicológicamente en una situación superior y el ayudado, sin buscarlo, empezará a sentirse inferior.

La creencia distorsionada de “soy imprescindible, sin mi los demás están perdidos” mueve a los “salvadores” hacia acciones poco constructivas.

Entiendo que la idea principal que está detrás de este principio es que cada persona debería asumir el control de su vida y tomar las decisiones congruentes con “sus recursos, su historia y su estrategia personal”.

​3.- Principio del bumerán

Lema: Todo lo que haces a los demás también te lo haces a ti mismo.

Los autores empiezan este principio con el dicho popular: de lo que se siembra se recoge.

Y en esto está la esencia del principio de bumerán: lo que das recibirás.

Si lo tomamos como certero, es mejor dar lo bueno y positivo, el amor en lugar de dar lo negativo, el odio, etc.

Estoy muy de acuerdo con que, en igualdad de condiciones, es mejor dar lo positivo que lo negativo siempre y cuando nos acordemos de que estas categorías son relativas.

Me da la impresión de que esta idea, más bien es una creencia, está conectada con el concepto simplificado de la “justicia”: los malos, al final, son alcanzados por el castigo merecido.

Demasiado complejo es el tema. Recuerdo una frase atribuida a Eduardo Galeano: “La justicia es como las serpientes, sólo muerde a los descalzos.”

En este caso sería más partidario de aplicar otra fórmula del psicólogo ruso Nikolay Kozlov que suena algo así como:

​Nikolay I. Kozlov

" ​Haga lo que haga trataré que la cantidad del bien vaya en aumento."

Seguimos.

​4.- Principio de reconocimiento de la diversidad

Lema: No hagas por los demás aquello que te gusta a ti: pueden tener gustos diferentes

En resumidas palabras, tal como lo exponen lo autores, este principio versa sobre lo siguiente: “yo soy yo, tú eres tú, diferente a mí. Lo que a mi me gusta puede no gustarte y tienes todo el derecho de preferirlo. Si yo quiero hacer algo por ti debo conocer qué deseas, qué te place y prepararlo en base a ti, en lugar de proponerme a mí mismo como referencia.”

Un principio muy importante, desde luego.

Con frecuencia, nos basamos en las suposiciones, nos parece que que si hacemos algo que sentimos como bueno será igual de bueno para el receptor.

No siempre es así y es muy importante darnos cuenta de esta realidad: todos somos diferentes y eso está muy bien.

5.- Principio de la moralidad natural

Lema: No hagas a los demás aquello que no quieres que te hagan a ti

Como bien lo indican los autores: “este principio nos dice: no controles, no invadas, no intimides, no grites, no maltrates, no te quejes, no hagas juicios de valores, no juzgues, no ignores, no menosprecies, no infravalores,; no critiques, no utilices al otro, no seas desleal, no te aísles, no insultes, no le agobies”.

Creo que con esto queda bastante claro de qué va el principio de la moralidad natural.

​6.- Principio de la autoaplicación previa

Lema: No podrás hacer ni dar a los demás aquello que no eres capaz de hacer ni darte a ti mismo

El lema mismo nos facilita la comprensión de este principio. En mi opinión los autores lo llevan un poco lejos de la realidad diciendo, por ejemplo,  “el que sabe acariciarse podrá acariciar, podrá dar un hogar acogedor si es capaz de aceptarse y acogerse a sí mismo, y colaborar en la felicidad de los demás tan sólo si se responsabiliza de construir la suya”.

La vida que nos rodea es mucho más compleja no tan directa: la mayoría de las personas no saben acariciarse pero acarician muy bien el cuerpo de su amad@, existen muchísimas personas con hogares acogedores que ofrecen a otros y no se aceptan ni se acogen a sí mism@s, muchísima gente colabora en la felicidad de otros sin ser felices ellos mismos.

Ejemplos de ello tuve bastantes en mi práctica de psicoterapia.

No obstante, primero aplícate el cuento, y solo después ofrece el mismo cuento a los demás: es algo muy cuerdo y merece la alegría actuar así.

​7.- Principio de la limpieza relacional

Lema: Tenemos la responsabilidad de hacer la limpieza de las relaciones ficticias, insanas y que obstaculizan nuestro crecimiento como personas

Pues eso, nuestra responsabilidad es liberarnos de las relaciones que no nos ayudan a desarrollarnos como persona, dejar ir a aquellos que no quieren mantener las relaciones con nosotros, etc.

Es una propuesta muy valiosa y útil para cuidar este aspecto de relaciones: lo malo fuera, lo bueno para dentro.

Pros y contras de la solución #1

​Vamos a ver los pros y contras de esta solución

Pros

  • Ordena acciones para implantar la ecología emocional en las relaciones de pareja 
  • Indica a qué es lo que hay que prestar atención
  • Describe cada uno de los principios
  • Permite entender en qué dirección dar pasos para tener relaciones ecológicas

Contras

  • Es aparatoso
  • Para retener en la memoria es necesario hacer un "esfuerzo" porque no se memoriza con naturalidad
  • El cuadro general es un tanto complicado: parece un conjunto de elementos sueltos
  • Es una compilación artificial, se le nota ese carácter
  • Parte de la premisa de que existe"basura" emocional de la que hay que deshacerse: las emociones, incluso las destructivas, son funcionales. Cada una cumple su función y no son un deshecho.
  • Es algo artificial (una manera didáctica de presentar detalles desmontando el conjunto)
  • Es una propuesta de corte intelectual antes de experiencial
  • Es una propuesta cerrada (cada uno de los principios está delimitado a un aspecto concreto)

​​Conclusiones Solución#1:

​Desde mi punto de vista esta solución para la ecología emocional en las relaciones de pareja tiene más inconvenientes que ventajas.

No obstante, es posible que a ti te parece interesante y hasta muy práctica.

​Lo tendrás que ver tu mism@. Lo que menos me atrae en ella es su estructura aparatosa que requiere esfuerzo para memorizarla además de que no permite crear un cuadro completo o, al menos, lo más completo posible de las emociones y su gestión ecológica.

Yo diría que estos principios son, más bien, los rasgos o habilifdades de una persona madura.

​Pasamos a ver la opción #2

​Solución #2: 3 principios de la ecología sentimental + el marco psicológico ACA

¿Qué más da si es emocional o sentimental? A simple vista no hay mucha diferencia.

La cuestión es que prefiero usar la palabra sentimental, que es sentir y que describe lo que realmente está pasando: sentimos y tenemos sentimientos.

La palabra emociones tiene un aspecto más “científico”, existe mucha prensa de las emociones, existen intentos torpes de diferenciar las emociones de los sentimientos y todo esto ​lo único que hace es crear la falsa impresión de que todo está claro, descubierto, demostrado y medido por la ciencia. 

Para bien o para mal no es así y aquí lo dejamos porque te quiero proponer otro enfoque.

Consta de 3 principios + el Marco Psicológico ACA. Ahora verás de qué se trata.

Principio #1 Descubre tus sentimientos

Si tienes o has tenido relaciones de pareja, habrás vivido o vives bastantes sentimientos, tanto positivos, como no tan positivos. De eso no hay ninguna duda.

No puedes no tener sentimientos. Por eso la cuestión es descubrir tus sentimientos.

Sí, se trata de hacer una lista de sentimientos más recurrentes que experimentas o tienes en tus relaciones de pareja.

​Cómo se descubren los sentimientos

Te voy a contar un pequeño secreto: el nombre completo de un sentimiento concreto no es una palabra: como por ejemplo, amor, tristeza, alegría, etc.

Si eres un poco atento a cómo se despliegan estos sentimientos, te darás cuenta de que el amor tiene muchos matices, también la tristeza y también la alegría.

Así con todo los sentimientos que tienes. Por eso si hablamos del nombre completo es la descripción que tu eres capaz de hacer. Por ejemplo:

Cuando siento el amor por mi pareja me inundan sensaciones, mi cuerpo se expande, tengo la sensación de plenitud, es una vivencia muy grande y envolvente, en este momento parece que puedo hacer lo me proponga y al mismo tiempo me doy cuenta de que realmente no existe necesidad alguna de hacer nada, en estos momentos me siento realizado y feliz….

La descripción puede ser tan larga como tu seas capaz de seguir describiendo lo que ves a la hora de experimentar el sentimiento del amor por tu pareja. Pueden ser unas cuantas palabras o varios párrafos, o varias páginas.

Este es el nombre completo de TU sentimiento que tu llamas “amor por mi pareja”.

NUNCA es una palabra.

​Para qué hacer estas descripciones

Si las haces, empezarás a darte cuenta de lo que sientes y de cómo se manifiesta. En esto consiste el conocimiento, no en hacer un lista de palabras que usamos para “nombrar” lo que sentimos: amor, alegría, tristeza, enfado, duda, desesperación, soledad, unidad, armonía, etc.

Si no hacemos la descripción, no podemos afirmar que los conocemos, si no lo hacemos, no descubriremos realmente nuestros sentimientos.

​Principio #2 Acepta tus sentimientos

Una vez descubiertos los sentimientos más recurrentes, hemos de aceptarlos porque forman parte de nosotros mismos. Buenos o malos, agradables o no, son nuestros.

Y aquí viene la parte un tanto difícil: aceptar no significa estar de acuerdo con algo, no significa resignarse.

Puedo tener sentimiento negativo muy intenso, por ejemplo:

  • la ira 

  • el odio

  • el enfado o 

  • el enojo

Parece ser que no es posible elegir lo que sentimos.

Lo que sí es posible es canalizar los sentimientos negativos para no hagan daño a otras personas y, con la práctica, modificar nuestra manera de ver el mundo lo cual nos llevará a que se manifiesten principalmente sentimientos constructivos.

Los otros, los destructivos, no desaparecen, tan sólo dejan de manifestarse o sus manifestaciones se hacen muy leves, no nos perturbarán.

Vale, acepto mis sentimientos y no confundo la aceptación con estar de acuerdo, por ejemplo con mi ira, ni tampoco me resigno a ella.

La resignación, con frecuencia, se expresa mediante las frase coloquial “como no queda otra…”.

Siempre queda “otra”, siempre: la otra es no resignarse, no caer en la ira y no atascarse en ella, trabajar en la modificación de tu manera de ver las cosas, de hacerte mejor persona, etc.

Pero queda algo más: la aceptación no es una maniobra mental. No es algo intelectual que se produce a nivel de la argumentación.

Cuando acepto algo, este hecho se manifiesta a NIVEL DEL CUERPO.

CON TODO MI CUERPO siento que se produjo la aceptación.

Hay que tenerlo en cuenta. Me preguntan con frecuencia ¿cómo lo voy a sentir a nivel del cuerpo? ¿qué se siente?

Contesto: lo verás con claridad, no vas a equivocarte. Cuando ves la salida del sol, no tienes duda alguna de que sale el sol.

Si la aceptación no se manifiesta a nivel del cuerpo, estamos cayendo en una trampa, un autoengaño: hacemos una maniobra intelectual apoyándonos en lo que solemos llamar “lógica”.

Decimos: es lógico, no hay que enfadarse, no tiene mucho sentido estar enojado, esto no me beneficia…

Con esto creamos la falsa impresión de que acabamos de aceptar lo que sea. No hemos aceptado nada si el cuerpo se mantiene mudo y no nos dice nada.

Cuando aceptas de verdad, tu cuerpo te lo dice y tu lo captas en seguida.

Lo que recomiendo hacer es crear la cultura de auto observación. Observa lo que te pasa dentro cuando tienes tal o cual sentimiento, también presta atención cómo tu cuerpo reacciona a esto. Verás un montón de cosas muy importantes e interesantes.

Así irás conociéndote más y mejor y eso es fundamental para mantener esa ecología emocional en las relaciones de pareja.

​Principio #3 Construye tu mundo sentimental

Hemos descubierto y, espero, que ya estamos trabajando en la aceptación.

Este es el momento de construir nuestro mundo sentimental: el mundo que nos gustaría habitar.

Dije antes que no podemos elegir lo que estamos sintiendo.

Pero sí podemos crear condiciones para sentir, principalmente, aquello que es constructivo como una respuesta a lo que ocurre fuera, en el mundo exterior y también dentro, en el mundo interior.

El reto más grande sería tener el sentimiento de amor pase lo que pase. Son palabras mayores y pocos están preparados para ello.

Me contentaría con que sintiéramos, como mínimo, el agradecimiento como una respuesta ante cualquier acontecimiento.

Cualquier acontecimiento, externo o interno, nos enseña algo, constituye una oportunidad para que intentemos ser más amorosos, más abiertos, más confiados.

En otras palabras más maduros sentimentalmente.

Y aquí viene la otra parte que hace posible que la construcción del mundo que queremos habitar: construyo el mundo que quiero habitar dentro de un marco psicológico que asegura su carácter edificante.

Puedo construir el mundo sentimental que me gustaría habitar destruyendo los mundos de otros.

Un persona controladora construye incansablemente el mundo en el cual quiere vivir: TODO tiene que estar bajo SU control en este mundo.

Si hablamos de relaciones de pareja, un miembro controlador hará la vida imposible al otro, lo va a estrangular con su manía controladora.

Sí, construye su mundo pero con ello DESTRUYE el mundo de su pareja.

Para evitar este tipo de “construcciones” hemos de actuar dentro de un marco psicológico simple y claro.

​​Marco psicológico ACA

Marco psicológico son unas actitudes que utilizamos para encauzar nuestra acción.

Por ejemplo, si en tu trabajo te toca atender al público, la empresa puede exigir que seas amable con las personas a las que atiendes.

No todas las empresas hacen esto, tu también puedes hacerlo por tu cuenta: llegas al trabajo y te propones ser amable con los clientes o visitantes de la empresa.

Esto es el marco psicológico que permite atender a la gente desde la amabilidad.

Puedes no proponerte nada, entonces tu marco psicológico dependerá de tu momento presente: si estás cabread@, así atenderás a la gente, desde el cabreo.

Si estás con un bajón o bajo el disgusto o la insatisfacción de hacer un trabajo que no te gusta o no te satisface, así será el trato que les vas a dar a los clientes: desde tu disgusto o la insatisfacción.

En relaciones de pareja pasa exactamente lo mismo: o creamos el marco psicológico edificante o nos vemos arrastrados a actuar desde nuestros sentimientos cambiantes: estoy alegre, trato con alegría a mi pareja; estoy cabreado, descargo mi cabreo en ella, etc.

Para crear el marco psicológico edificante, te propongo el siguiente modelo sencillo y claro:

La Confianza en los Lenguajes del Amor

¿Qué significa este marco?

​​Apertura

Ábrete a vivir las situaciones que te toca vivir. Habrá de todo, te lo aseguro. Lo más importante es no huir de la vida.

Cuanto más intentes cerrate ante cualquier situación, tanto menos edificante serán tus reacciones y acciones.

Cuanto más te abras, tanto más fácil y fluida será la experiencia y más constructivas pueden ser tus reacciones y acciones.

​Confianza

Sobre la confianza hablo AQUÍ.

Seré breve: si no eres capaz de confiar (en ti, en otras personas, en la vida, en tu pareja, etc.), actuarás desde el miedo, la desconfianza, forzando…

Por eso confiar ayuda a construir.

La falta de confianza nos lleva a la destrucción.

Amor

En este caso amor es estado, actitud amorosa que, por supuesto, suele estar acompañada por el sentimiento del amor.

En igualdad de condiciones, es mejor dar amor que no darlo. Y si hablamos de las relaciones de pareja, es mejor dar el amor a tu pareja que la indiferencia o, peor todavía, odio, rencor, acusaciones, malhumor, etc.

Bueno, hemos visto los tres principios y conocemos ya el marco psicológico para aplicarlos en nuestras relaciones de pareja.

¿Cómo procedemos? ¿Cómo usamos esta solución?

​Juntando los elementos de la ecología emocional en la pareja

Me instalo en el marco psicológico ACA (al principio cuesta, claro que sí, para cosas fáciles el cine y los cuentos de hadas 😉 ).

Empiezo con el descubrimiento de mis sentimientos (lleva algo de tiempo - unos días a lo sumo).

Continuo con la aceptación de los sentimientos descubiertos (lleva tiempo - tal vez una temporada, mejor con el asesoramiento o ayuda externa, pero también puedes hacerlo en solitario).

Finalmente paso a la construcción del mundo sentimental que quiero habitar SIEMPRE desde el marco psicológico ACA.

Resumiendo:

  • descubro MIS sentimientos

  • acepto mis sentimientos

  • construyo MI mundo

lo hago desde

  • la apertura

  • la confianza

  • el amor

O dicho de una manera más breve aún:

  • descubro

  • acepto

  • construyo

  • me abro

  • confio

  • amo

​Pros y contras de la solución #2

​A ver como queda el balance en este caso

Pros

  • ​Sencillo y claro
  • ​Fácilmente memorizable
  • ​Permite ver el conjunto
  • ​Invita a la acción
  • ​De carácter universal (aplicable a casi cualquier situación vital)
  • ​Es una propuesta abierta (cada uno construye SU mundo sentimental)
  • ​​Invita a una búsqueda personal y te lleva por el camino que TU eliges

Contras

  • ​Es algo artificial (una manera didáctica de desglosar el conjunto)
  • ​Requiere cambiar la manera de ver el mundo
  • ​Exige trabajo consciente y continuo
  • ​Requiere acceder a la experiencia directa (corporal y sentimental) para poder aplicarlo

Conclusiones Solución#2:

​Creo que esta solución es más simple y por ello más comprensible.

También es una que te abre las puertas al mundo sentimental en el cual no tienes ningún camino hecho y tan solo te llevas 3 indicaciones y el marco psicológico.

Te inivta a una aventura y te proporciona herramientas básicas, pero suficientes para avanzar por el Territorio del Amor.


​Conclusión final

​Ya tienes dos maneras diferentes de abordar la ecología emocional en las relaciones de pareja.

​¿Cuál de las dos vas a elegir?

​Depende de tí, del momento en el que te encuentras, de tu manera de ver el mundo y a tu mismo en él, de tus metas, de la constumbre que tienes de planificar y organizar tus acciones.

​Depende de muchas cosas y, en definitiva, ambas maneras son buenas porque te ayudarán a mejorar la calidad de tus relaciones ​de pareja y no solo de pareja.

​Lo que sí está claro es que no es posible mejorar las relaciones sin que uno cambie, mejore como persona.

No es posible construir relaciones de pareja sin involucrarse, sin poner mucho de uno mismo.

​Las relaciones de pareja es una prueba, un examen, un aprendizaje que no acaba nunca, no se caba mientras duren las relaciones.

​Por eso te animo a pasar a este aprendizaje consciente puesto que sí o sí te verás obligado a aprender.

Carl Gustav Jung lo expresaba así:

 ​Carl G. Yung​

"​Aquello que no se aprende por discernimiento, se aprende por sufrimiento."

​Aquí termino. Gracias por haber llegado hasta el final! Ha sido un placer acompañarte en este pequeño viaje!

En los comentarios de abajo comparte tus experiencias, opiniones e ideas, pregunta y plantea temas.

Suscríbete a nuestra newsletter para estar al tanto de las novedades de los Lenguajes del Amor.

NO PIERDAS LAS NOVEDADES DE LOS LENGUAJES DEL AMOR

Te iremos enviando información útil y práctica sobre los lenguajes del amor, relaciones de pareja en general y temas afines.

Follow

About the Author

Psicoterapeuta, profesor de Yoga y Yogaterapia, experto en desarrollo personal con más de 30 años de experiencia. Mi misión es ayudar a mayor número de personas posible a aprender a construir relaciones de pareja desde el amor y el respeto mutuo. Si quieres vivir en un mundo mejor, empieza contigo mism@ y con tus relaciones amorosas.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
>
Hola! Soy Víctor, el autor de este blog.
Si tienes alguna duda o pregunta sobre la ecología emocional, puedes escribirme directamente aquí.
Powered by