fbpx

febrero 3

0 comments

Equilibrio en las relaciones de pareja ¿existe?

Equilibrio en las relaciones de pareja nos interesa a todos. Eso, al menos, es lo que me parece.

Cuando ganamos un poco de experiencia en las relaciones de pareja, empezamos a apreciar este estado.

Al principio hasta disfrutamos de cierta agitación y desmadre, nos gusta esa vida un tanto desordenada.

El tiempo pasa y la vida nos lleva al túnel bastante estrecho de la rutina, dormir-trabajo-casa-dormir y vuelta a empezar, y en ella encontramos algo de estabilidad que solemos llamar “equilibrio”.

No obstante, por la misma rutina llegamos a des-equilibrarnos porque nos parece que nos falta algo de marcha.

O al revés, nos quedamos tan anclados en la rutina que cualquier alteración de la misma pone en grave peligro el tan apreciado y tan frágil equilibrio que nos proporciona la rutina.

O sea, el mismo equilibrio nos des-equilibra.

¿Cómo es posible esto?

Es posible porque la misma idea del equilibrio en las relaciones de pareja es una falacia y falsedad.

Sigue leyendo y entenderás por qué hago esta afirmación.

El que vive en #armonía consigo mismo, vivie en armonía con el #mundo (y con su #pareja ;). #lenguajesDelAmor #relacionesDePareja

Click to Tweet

¿Dónde está mi (nuestro) equilibrio en las relaciones de pareja?

Creo que, de una manera u otra, todo el mundo busca el equilibrio en las relaciones de pareja.

La idea en sí es muy atractiva y apetitosa, ya lo creo.

Pero ¿cuál es la realidad?

La realidad es totalmente contraria a esa intención: la vorágine de la vida con sus cambios, problemas y dificultades, la propia relación de pareja que sigue su evolución imparable hacen que el equilibrio se convierta en un sueño inalcanzable.

-El equilibrio está en ser capaz de respetarte a ti mismo y a los demás..”

- Walter Riso -

Si la pareja tiene niños pequeños, el equilibrio brilla por su ausencia y si los hijos han crecido, el desequilibrio pasa a un nivel diferente.

Es como en los videojuegos, pasamos de un nivel de complejidad a otro, con la diferencia de que en la vida no puedes darle al botón de apagar.

El juego no para mientras seguimos vivos.

Las raíces de la ausencia del equilibrio en las relaciones de pareja

Pasado el período del enamoramiento empezamos a mostrarnos más auténticos, con todas nuestras sombras (y luces también) que empiezan a verse con una mayor intensidad.

Si un miembro de la pareja quiere marcha y movimiento y otro calma y tranquilidad, es fácil que al menos uno acabe frustrado, no habrá equilibrio.

Si uno tiene la sensación de que cede más que otro, adiós equilibrio.

Si un miembro de la pareja no se siente correspondido, el equilibrio se esfuma.

Si un miembro de la pareja (a veces ambos) tiene carácter “difícil” (se enfada/enoja con facilidad, es rencoros@, egoísta, celos@, etc.) no se puede aspirar al equilibrio en las relaciones.

Si para uno es más importante el orden y para otro la limpieza, al final, no habrá equilibrio.

Si no sois compatibles como personas - no habrá equilibrio en la relación porque no sois compatibles. Elemental, Watson.

Si la incompatibilidad está en los ritmos circadianos distintos: él madrugador, ella detesta madrugar y se levanta por las mañanas para ir a trabajar con el humor de mil demonios (o viceversa) - no habrá equilibrio.

Si los lunes son un castigo y los viernes una salvación - casi seguro que no habrá equilibrio.

Si los problemas en el trabajo los traigo a casa y mi pareja los paga - no habrá equilibrio de ninguna manera.

Si nuestros estilos de gestión del dinero no coinciden: uno es ahorrador, otro “derrochador” y cada uno defiende su “verdad” - no habrá equilibrio.

Si uno es sexualmente activo y otro no - adivina qué pasa.

Si uno es optimista y otro pesimista ¿habrá equilibrio?

Seguramente se me escapó algún aspecto que hace imposible el equilibrio en las relaciones de pareja. ¿Qué aspecto falta? Escríbelo en los comentarios debajo de este post.

Achacaremos a los desequilibrios (en plural existe?) mencionados nuestro mal humor, la inapetencia sexual, la indiferencia a los asuntos y la vida de nuestra pareja, etc.

¿Dónde estás, equilibrio?

La solución para el equilibrio en las relaciones de pareja existe pero no es la que tu piensas

Sí, la solución existe, por supuesto.

El caso es que la solemos buscar allí donde no existe.

¿A qué me refiero?

Para aclarar este tema es necesario dividirlo en dos grandes bloques para facilitar la comprensión:

1.- Compatibilidad de los miembros de pareja

Si mi pareja y yo NO somos compatibles, sobra hablar de cualquier equilibrio en nuestra relación.

2.- Construcción de una relación de pareja sana

Si mi pareja y yo somos compatibles pero al menos uno de los dos no sabe cómo construir las relaciones ni tampoco tiene las habilidades necesarias, se puede olvidar del equilibrio durante unos cuantos años o para siempre, depende de muchos factores.

Y ahora es necesario aclarar eso del equilibrio: qué es y si realmente es lo que necesitamos.

Como dije antes, la misma idea de buscar y tratar de hallar el equilibrio es una falacia y una falsedad.

Sí, equilibrio en las relaciones de pareja es una falacia y una especie de fe u obsesión que tenemos: si alcanzamos el equilibrio estaremos (mucho) mejor de lo que estamos ahora, en este des-equilibrio.

La falacia del equilibrio

Tengo una buena o, según cómo lo mires, mala noticia: eres un desequilibrado incorregible. Eso es, no tienes cura. Yo igual. Todos, sin excepción alguna, somos desequilibrados.

Somos unos desequilibrados porque el equilibrio es propio de la materia inerte, es decir, muerta, que no tiene vida.

Todo aquello que está vivo SIEMPRE estará desequilibrado mientras la vida se mantiene dentro de él.

Tu mesa está equilibrada y los ladrillos de tu casa también. Tu y yo, junto con toda la humanidad, estamos desequilibrados por naturaleza.

Si el desequilibrio es nuestra naturaleza, intentar equilibrarnos o tratar de alcanzar el equilibrio en las relaciones de pareja (o en cualquier tipo de relaciones) es lo mismo que intentar que algo vivo esté igual que algo muerto.

Absurdo e innecesario.

La “musa” boba del equilibrio

La idea del equilibrio, la hemos tomado prestada del mundo de objetos inanimados: la vulgar balanza de mercado es la “musa” boba de esta estupidez extremadamente divulgada.

La palabra equilibrio procede del latín aequilibrium que está compuesta de aequus (igual) y libra (balanza).

En otras palabras se refiere, en primer lugar, a la posición igualada (léase equilibrada, a la misma altura) de ambos platos de la balanza.

Equilibrio en lenguajesdelamor.com

¿Eres igual que una balanza que está hecha de un material inerte que no tiene vida? No. Estás vivo y me parece que estás muy vivo ;).

Nos confunde bastante que la balanza “se mueve”, que puede estar desequilibrada (si los pesos en cada plato son diferentes) o equilibrada (si los pesos son iguales).

La balanza sirve perfectamente para comprar patatas en el mercado. Te permite saber qué cantidad (en peso) de patatas compras.

Ni tu ni yo somos patatas. Tu relación de pareja es infinitamente más compleja que la coincidencia de un peso de 1Kg en un plato de la balanza con el kilo de patas en otro plato.

Evidente.

Lo curioso es cómo lo hemos trasladado al lenguaje: decimos balancear cuando la balanza no balancea. Lo que nos interesa es que la balanza quede quieta, no balancee, no se mueva.

También decimos: mantener equilibrio referiéndonos, por ejemplo, a una persona que se mueve un montón tratando de no caer (de la bicicleta, en la cuerda floja, sobre un pie, etc.).

Si tu compras patatas en el mercado, te las pesan en una balanza que no deja de moverse (es decir balancea) sospecharás que el vendedor te intenta tomar el pelo y quiere engañarte ¿verdad?

Sin embargo en la vida, buscando el imposible equilibrio, intentamos fingir que estamos muertos (que no nos movemos) cuando, en realidad, estamos demasiado vivos, incluso los que son o están muy tranquilos.

“Si algo caracteriza a la vida es el movimiento, interno y externo. El movimiento puede estar armonizado o carente de armonía, torpe o desorganizado. Pero en ningún caso puede estar o ser equilibrado.”

- Víctor Chertkov -

Ok, con todo esto espero que quede claro: el equilibrio no es sobre un ser humano.

El cuerpo del ser humano sin vida se llama cadáver y este sí que está totalmente equilibrado.

Si lees este post es que no eres un cadáver. Menos mal :)).

Pero ¿qué más da? Si ya entendemos de qué se trata ¿qué importancia tiene fijarnos en estos detalles?

La importancia es enorme.

Si teniendo un resfriado común voy al médico y él, por error, empieza a curarme de cáncer, es posible que me muera.

Y al revés, si tengo cáncer y me cura el resfriado, acabaré igual de mal.

Son unos ejemplo un poco toscos. Lo que quiero decir es que el error en el diagnóstico conduce al error en el tratamiento.

Intentar crear equilibrio en algo vivo es un error de diagnóstico: cualquier tratamiento fracasará.

Te pongo por ejemplo unas cuantas frases sobre el equilibrio que deambulan en internet.

Frases sobre el equilibrio - mucho ruido, pocas nueces

La solución

La solución pasa por… ARMONIZAR.

Armonizar relaciones de pareja, relaciones con el mundo, relación consigo mismo. Así es, con uno mismo también.

¿Cómo te relacionas contigo mismo? Trataré de adivinarlo: bastante regular por no decir fatal. Puedo equivocarme, es posible.

Armonizar no es lo mismo que fingir ser una balanza muerta que no se mueve porque alguien puso dos pesos iguales en cada plato de la balanza.

Armonía proviene del latín armum que procede de la raíz indoeuropea ar- que indica encaje o articulación.

El concepto de armonía se utiliza en música y la idea va de juntar las notas de manera placentera.

ARMONIZAR

juntar de manera placentera

(notas, personas, acciones, gestos, colores, olores, objetos, etc.)

Compara con: 

EQUILIBRAR


fingir que estás muerto, como si fueras una balanza, que no te mueves pero al mismo tiempo sigues moviéndote sí o sí incluso cuando tienes el cuerpo relajado y aparentemente quieto.

A estas alturas entiendes que de lo que se trata es de armonizar las relaciones, nunca intentar equilibrarlas.

Armonizar es fluir antes que estar parado como un balanza, contrapesado.

Armonizar es bailar. Un baile es un movimiento armónico, un movimiento placentero.

Esa es la idea principal en las relaciones de pareja sanas: moverse juntos en armonía, bailar juntos, bailar con la vida.

Armonía en movimiento - un poco de tango argentino

¿Cómo hacerlo? Vamos a verlo más de cerca.

Cómo armonizar las relaciones de pareja

Para poder armonizar las relaciones has de cumplir con estas condiciones:

  1. Elegir a la persona compatible contigo mismo

  2. Saber cómo construir las relaciones de pareja

  3. Empezar a construirlas. CONSTRUIRLAS.

Elegir a la persona compatible contigo mismo

Como lo comenté anteriormente, si tu pareja y tu no sois compatibles no hay nada que armonizar.

Todos, yo también hace años, cometemos los errores a la hora de elegir a nuestra futura pareja:

  • nos dejamos llevar por nuestras carencias y necesidades afectivas
  • nos quedamos con el primero que se presta a satisfacer, temporalmente, nuestras carencias y necesidades afectivas


Resultado, en la inmensa mayoría de los casos, es bastante penoso.

Plantamos el árbol que está inclinado y cuando este crece y se hace grande y pesado lloramos porque ha salido torcido y puede caer con cualquier racha de viento fuerte.

Descubre cómo evitar juntarte con personas equivocadas como pareja

Mini curso elegir bien a tu pareja en lenguajesdelamor.com

En este Mini Curso GRATUITO descubrirás claves para elegir a la persona adecuada por pareja.

De esta manera evitarás juntarte con personas tóxicas, dependientes, que más que sumar restan siendo un lastre en la relación.

Saber cómo construir las relaciones de pareja

Suponemos que la elección de la futura pareja se hizo correctamente, mi pareja y yo somos compatibles.

Ahora empieza la parte más importante: tenemos CONSTRUIR nuestra relación.

Si lo dejamos pensando que nos queremos, además somos compatibles ¡fijate!, y con esto es suficiente, el amable tiempo y la propia relación nos harán ver de hasta qué punto estamos equivocados.

Entonces, cuanto menos hemos de tener una idea lo más clara posible de cómo hay que construir las relaciones de pareja.

Me adelanto diciendo que algo ya sabes, lo malo es que este saber tuyo no está organizado, no constituye algo claro y sistematizado, no es un método que puedes aplicar a tu caso concreto.

MÉTODO

La palabra método viene del griego métodos que significa camino. Por eso cualquier método es el camino que te lleva al punto que quieres alcanzar.

Si no conoces el camino que te lleva a vivir relaciones de pareja sanas, con amor y respeto ¿cómo vas a llegar a este lugar?

Para hacer una tortilla de patatas hay que saber cómo hacerla, lo que en inglés se llama know how, saber cómo. El know how es el famoso método.

Hacer una tortilla de patata es un proceso tecnológico que sí o sí tienes que cumplir, de lo contrario no tendrás esa tortilla.

A nadie se le ocurre juntar los elementos necesarios como sea: sartén, huevos, aceite, sal y fuego. Así, en un montón. Parece evidente.

Para poder comer la tortilla de patatas has de seguir una secuencia de pasos muy concreta: paso 1, paso 2, paso 3, etc.

Es lo que suelen describir en las recetas de cocina: ingredientes + los pasos que hay que hacer en un orden determinado.

Lo extraño es que cuando entramos en una relación de pareja lo echamos todo a un montón sin ton ni son, como sea y cuando nos sale de las narices (o de algún otro lugar).

Estarás de acuerdo que de esta manera no se puede pretender tener relaciones de pareja satisfactorias.

Empezar a construir las relaciones de pareja

Suponiendo que ya sabemos lo que hay que hacer para construir las relaciones de pareja, hemos de poner en práctica ese saber.

¿Qué significa esto? Significa que tendremos que pasar a la acción y aprender sobre la marcha.

Construir la relación de pareja consiste en una constante adaptación al cambio usando las herramientas necesarias para construirla y sin perder de vista el para qué de esta construcción.

Volviendo a la metáfora de la cocina: la receta es la misma para todo el mundo pero cada uno tiene las habilidades y el nivel de maestría diferentes.

Unos con los mismos ingredientes y los mismos pasos cocinan una maravilla de sabor y presentación visual y otros con los mismos productos y pasos producen algo tan apenas comestible.

Para construir las relaciones sanas las herramientas más usadas deberían ser:

  • los lenguajes del amor que incluyen todas las opciones de actitudes y acciones directas a la hora de relacionarnos con nuestra pareja como, por ejemplo:

    • escucha activa

    • respeto del espacio personal del otro

    • apoyo mutuo tanto en la relación como fuera de ella

    • confianza incondicional

    • agradecimiento mutuo

    • etc.

  • una clara distribución de roles en la pareja y organización sensata de tareas domésticas

  • tu propio crecimiento personal y maduración sentimental

Y todo esto dentro de un marco psicológico ACA:

La Confianza en los Lenguajes del Amor

¿Significa esto que gracias a este enfoque no cometeremos ningún error, no vamos a tener ningún problema en la relación, siempre estaremos felices y alegres, llenos de energía y dispuestos a dejar nuestra piel por la relación?

En absoluto.

Lo que ocurre es que con los planteamientos que hago seremos capaces de superar los problemas, enmendar los errores, recuperarnos del cansancio y restaurar la energía y felicidad necesarios de una manera constructiva, entendiendo qué, por qué y cuándo hay que hacerlo.

Y aprender, aprender, aprender. Aprender a amar. Comprender el amor. Comprendernos. Amarnos a nosotros mismos. Ser un poco mejores de lo que somos ahora mismo.

Mucho, mucho trabajo. Trabajo interesante que vale la alegría hacer...

Conclusión

Olvídate del equilibrio: es una idea no aplicable al ser humano.

Todo aquello que tiene vida está y es desequilibrado. La naturaleza está armonizada en todo momento.

Por eso lo único que podemos y deberíamos hacer es armonizar nuestros estados, reacciones y acciones, relaciones de pareja (y otras relaciones también).

Busca y crea la armonía:  junta de manera placentera acciones, gestos, pensamientos, deseos, visiones, etc. en tu relación de pareja.

Para armonizar tus relaciones de pareja usa estas herramientas:

  • los lenguajes del amor que incluyen todas las opciones de actitudes y acciones directas a la hora de relacionarnos con nuestra pareja como, por ejemplo:

    • escucha activa

    • respeto del espacio personal del otro

    • apoyo mutuo tanto en la relación como fuera de ella

    • confianza incondicional

    • agradecimiento mutuo

    • etc.

  • una clara distribución de roles en la pareja y organización sensata de tareas domésticas

  • tu propio crecimiento personal y maduración sentimental

Y todo esto dentro de un marco psicológico ACA:

  • apertura

  • confianza

  • amor

Es mejor que sustituyas en tu vocabulario la palabra equilibrio aplicada a seres humanos por la palabra armonía.

Aprende las claves de elección de persona adecuada como pareja.

Actúa! Deja de arar el campo sin parar, siembra y cultiva.

¿Cómo creas la armonía en tu relación de pareja? Comparte en los comentarios tus ideas y tus técnicas "secretas".


Suscríbete a nuestra newsletter para estar al tanto de las novedades de los Lenguajes del Amor.

Únete a la comunidad de los Lenguajes del Amor

Te iremos enviando información útil y práctica sobre los lenguajes del amor, relaciones de pareja en general y temas afines.

0 0 vote
Article Rating

Tags

armonía, equilibrio, equilibrio en las relaciones de pareja, relaciones de pareja


Sobre el autor

Psicoterapeuta, profesor de Yoga y Yogaterapia, experto en desarrollo personal con más de 30 años de experiencia. Mi misión es ayudar a mayor número de personas posible a aprender a construir relaciones de pareja desde el amor y el respeto mutuo. Si quieres vivir en un mundo mejor, empieza contigo mism@ y con tus relaciones amorosas. Estoy convencido de que cualquier persona que quiera tener más amor en su vida puede aprender a hacerlo.

You may also like

¿Luchar por la relación de pareja?

6 hábitos de personas emocionalmente capacitadas

Interesarse por la vida diaria de tu pareja

Crea tus reglas de relaciones de pareja

Del maltrato al buentrato en las relaciones de pareja

5 medidas para evitar la incomunicación en la pareja

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Descubre cómo elegir bien a tu pareja con este Mini Curso GRATUITO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
>
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x

​Mini Curso GRATUITO online: ​Cómo elegir bien a tu pareja